Cómo descubrir los puntos de dolor de tus clientes para poder ayudarlos con tus sistemas de Mentorías, Consultorías y Coaching - Servicios de Copywriter

Cómo descubrir los puntos de dolor de tus clientes
para poder ayudarlos con tus programas de Mentorías,
Consultorías y Coaching

Puntos de dolor de tus clientes

Recuerdas que cuando has visitado al doctor con un dolor lo primero que te pregunta es: ¿dónde te duele? 

¡Claro! 

Necesita saber dónde está tu malestar para poder ayudarte. 

Pues con tus clientes sucede exactamente lo mismo. Necesitas saber cuáles son sus puntos de dolor para poder brindarles una solución.

Y mientras más los conozcas, mejor será tu propuesta.

Empecemos entonces.

¿Qué son los puntos de dolor?

Los podemos entender como: las  necesidades, carencias o problemas que tienen tus clientes y que tú puedes solucionar con tus sistemas de acompañamiento.

Los puntos de dolor son vitales para  cualquier negocio. En el mundo del copywriting por ejemplo se trabajan con detalle porque son claves para dar en el blanco con nuestro mensaje.

Es un hecho que cuando alguien recurre a comprar un determinado producto o servicio, es porque tiene un deseo o necesita solucionar algo.

Piensa en que todas las veces que te ha contactado un cliente para solicitarte tu ayuda. Lo ha hecho motivado por alguna necesidad o anhelo que tiene y que sabe que con tus servicios de Consultorías, Mentorías o Coaching lo ayudarás a solucionarlo.

¿Cierto?

Bien. Los famosos puntos de dolor o pain point, varían de persona a persona. 

Y mientras algunas personas tengan problemas o necesidades, otras pueden tener un fuerte deseo de adquirir algo. Es por eso que también se entiende el término como «puntos de placer».

La mejor manera de conocer los puntos de dolor de tus clientes es: conociéndolos de principio a fin.

Cuando tú conoces a una persona muy bien. Es mucho más fácil saber qué es lo que le gusta, qué quiere o qué necesita.

Te lo voy a hacer más sencillo con un ejemplo.

Imagina que es el cumpleaños de una de tus amigas más cercanas  y como cada año, vas a ir a visitarla y llevarle un regalo.

Sabes que tu amiga ama la lectura. La conoces muy bien y estás seguro de que regalarle un buen libro (de los que a ella le gustan) será un detalle perfecto.

Piensas que con ese regalo estará muy satisfecha.

Dicho y hecho, le compras el libro (una novela que está increíble) y resulta que le encantó. 

¡Claro! 

Le has dado un regalo de acuerdo a sus intereses.

Pues sucede precisamente lo mismo con tu cliente ideal. Para vender tus programas de Mentorías, Consultorías o Sesiones de Coaching necesitas saber muy bien los intereses que tienen tus clientes y cómo tú a través de tu sistema puedes solucionarlo.

Y bueno, seguramente ahora te estarás preguntando, ¿cómo puedo entonces empezar a identificar los puntos de dolor de mis clientes?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 La respuesta es simple:

«Investigando».

 

 

Para conocer bien a tu cliente, tienes que investigar muchísimo.

¿Por dónde empezar?

Acá te muestro algunos pasos claves a seguir.

¡Vamos!

Ideas para descubrir los puntos de dolor de tus clientes

Las entrevistas son una gran oportunidad que tenemos a nuestro alcance para obtener información valiosa de nuestros clientes. 

Antes que nada, recuerda que debes de empezar transmitiendo mucha confianza para que la persona pueda expresarse libremente. Una gran ventaja que tienen las entrevistas es que tenemos la oportunidad de ver los gestos y expresiones que hacen las personas directamente.

Se trata de aprovechar este espacio para preguntarle a tu cliente todo lo que necesitas saber. 

Pregúntale sobre lo que le preocupa, sobre sus mayores temores o deseos con respecto a su negocio. Puedes incluso, hacer una lista de las preguntas sobre las que te gustaría conseguir información.

¡Déjalo que hable mucho y escucha con atención!

Y recuerda que siempre puedes grabarlas para verlas las veces que quieras.

Las encuestas nos ayudan a obtener ideas y descubrir mucha información interesante.

Si se realizan bien, nos permiten obtener datos concretos sobre los temas de nuestro interés.

Hay muchas formas de hacerlas. Ya sea por correo, o bien a través de las redes sociales, ya que hoy en día la mayoría de ellas han incorporado esta opción.

Para empezar a crear tu encuesta puedes considerar estos consejos:

– Ten presente el objetivo.

– Explica brevemente la finalidad que tiene la encuesta.

– Utiliza palabras sencillas (un lenguaje de acuerdo al público a quién te diriges).

Hoy en día sabemos que muchas personas comparten sus experiencias, anhelos y malestares a través de las redes. 

De manera que son un medio perfecto para conocer los diversos temas en los que se interesan nuestros clientes. 

Se trata de analizar sobre lo que hablan y lo que comentan.

¿Qué les preocupa?

¿En qué muestran interés?

¿Cómo se expresan?

Es importante hacer un análisis detallado para recolectar la mayor información posible.

La clave está en: explorar mucho y tomar nota.

Ya sabes que resulta fundamental conocer de cerca a tu competencia para poder mejorar.

Se trata de hacer una minuciosa investigación para obtener información valiosa.

¿Cómo puedes empezar?

Pues es muy sencillo. 

Entra a las webs de los consultores, mentores o coaches que representan tu mayor competencia y revisa en sus blogs sobre qué temas escriben. 

Mira los comentarios que dejan las personas y analiza cuáles son sus aportes, dudas, inquietudes o preguntas.

Además, observa el movimiento que tienen en sus redes sociales. 

¿Qué mensajes usan para atraer a sus clientes? 

¿Qué tipo de contenido publican? 

¿Cómo interactúan con las personas?

También pon atención a lo siguiente: 

¿Qué beneficios ofrecen?  ¿Qué los hace únicos?

De esta manera, podrás ir recopilando información sustancial que te servirá como base para mejorar y destacar tu propuesta de valor en tu sector.

¿Quieres que te ayude a tocar los puntos de dolor de tus clientes para despertar sus deseos de contratar tus Consultorías, Mentorías o Sesiones de Coaching?